Mantener el control de los costos excesivos y asegurarse de cumplir con el presupuesto es un principio básico de una buena práctica empresarial. Si bien gestionar tus costos es una práctica necesaria, existe una diferencia entre el ahorro de costos y la evitación de costos, y comprender esa diferencia es importante para los equipos de adquisiciones, el departamento de finanzas y todos los gerentes empresariales, y que a finales, moldea y establece como compras a tus proveedores.

 ¡Aprende con nosotros cómo diferenciar la evitación y el ahorro de costos y en qué situaciones debes aplicar cada método para potenciar recursos en tu organización!

Evitar costos

La evitación de costos ocurre cuando se toman medidas para evitar incurrir en un gasto o si se intenta reducir un gasto. Esencialmente, es cualquier acción proactiva que te ayude a reducir aumentos potenciales en los gastos para que tu organización tenga menos desembolso en el futuro.

Un cálculo simple de la evitación de costos es restar el monto total adjudicado de la oferta del promedio.

Puede resultar desafiante identificar estrategias de evitación de costos en los estados financieros tradicionales, e incluso podrían generar un mayor desembolso a corto plazo, pero pueden ser increíblemente eficientes a largo plazo. De hecho, la única vez que las medidas de evitación de costos se reflejan en el balance general es cuando no se implementan, ya que la falta de acción ha resultado en un aumento de costos. Por lo tanto, es importante tener una perspectiva a largo plazo al considerar la evitación de costos en lugar de solo mirar los estados financieros trimestrales.

Ahorrar costos

Por otro lado, los ahorros de costos son bastante fáciles de identificar y son la métrica principal para la mayoría de los equipos de adquisiciones. Aparecerán en el presupuesto y en los estados financieros como una disminución del gasto. En pocas palabras, es la reducción respecto al gasto del año pasado para el mismo artículo. El cálculo de efectivo simple para el ahorro de costos es restar el nuevo precio del precio original. Esencialmente, el ahorro de costos es una falta de acción. Podría ser un acuerdo oportuno con un proveedor para obtener mejores precios durante cierto período de tiempo, pero no implica ningún cambio en la forma en que se realizará una compra.

Una forma en la que puedes ahorrar costos al momento de comprar a tus proveedores es analizar detenidamente las especificaciones de los productos o servicios que adquieres y buscar formas de optimizarlas sin comprometer la calidad. Esto puede incluir la identificación de alternativas más económicas y eficientes, plataformas digitales de compras como wherEX pueden ayudarte a comparar diferentes opciones y tomar decisiones informadas.

Diferencia y aplica ambos

Tanto la evitación de costos como el ahorro de costos son importantes en una estrategia de procurement eficiente. Sin embargo, es importante tener claro que la evitación de costos implica acciones proactivas para reducir futuros gastos, mientras que el ahorro de costos se refiere a una reducción en el gasto actual. 

También podría interesarte

4 junio, 2024 | 4mins

Adquisición Sostenible: los retos y beneficios de comprar bajo nuevos criterios.

4 junio, 2024 | 5mins

Por qué el sourcing estratégico puede ser clave para el éxito en tus compras

10 mayo, 2024 | 3mins

Optimiza el proceso de adquisiciones con tecnología y estrategia

Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de nuestras novedades

    Agendar Demo